jueves, 12 de enero de 2017

Los años 80


(Extraído de la revista Bandido Nº 1)

Intentos Fallidos

Dos años tuvieron que pasar para que apareciera una nueva posibilidad de expresión para los historietistas chilenos. En enero de 1980 el diario La Tercera presenta su suplemento dominical "Historietas", asesorado por Vittorio Di Girolamo. Reaparecen Themo, Mario Igor, Vicar, Berrios, Pepo, Nelson, Cárdenas, Jara y nuevos dibujantes como Francesco.



Parecía ser el renacimiento del comic chileno. Fue sólo la mejoría de la muerte. Poco a poco las historietas extranjeras fueron reemplazando a los dibujantes nacionales y, en menos de dos años, quedaron sólo Vicar y Themo. Este último comenta :

-"Por contrasentidos comerciales que nunca he entendido, el prometedor proyecto no siguió adelante".

Editorial Pincel se limitó a seguir importando historietas extranjeras. Junto con las tradicionales Disney, trajo también las principales series de dibujos animados de la televisión. A excepción de las portadas y contados dibujos, todos los dibujos son de procedencia extranjera como Heidi, marco, Los Pitufos, La Abeja Maya, etc.

En esta época de penumbra del cómic nacional, no podía faltar un fantasma, y ese fue Mampato; desde su término e incluso durante su existencia, muchas revistas intentaron imitar su estilo. Es el caso de Chiquitín, La Pandilla y Dos Puntos. Sin embargo todas ellas perdieron el rumbo y de ahí no salieron. En realidad fueron los cómics de estilo realista los más perjudicados en esta etapa de crisis. Los cómics humorísticos siempre se las arreglaban de un modo u otro para subsistir. Prueba de esto es la gran cantidad de personajes de éxito con que cuentas las series cómicas (Condorito, Pepe Antártico, Alaraco, el Huaso Ramón, etc.), contra la casi absoluta falta de personajes conocidos en lo que a historieta realista se refiere.

Existió el interés en devolver su sitial al cómic chileno. Themo Lobos volvió a la carga con Cucalón que con reediciones de sus mejores historietas, incluido Mampato, logrando superar los 10.000 ejemplares de tiraje.

Mientras en Europa el Comic triunfaba los chilenos trataron de imitar su estilo siendo más audaces. Aparecieron Acido, el Trauko, Bandido, Matucana, Asteroide, Alacrán, el Tiburón y el Cuete, Beso negro, entre otros.